La felicidad verdadera

Se habla mucho de buscar y lograr la felicidad, de alcanzar las metas que llenen de satisfacción, de obtener logros que generen reconocimientos, entre otros.

Buscamos las personas, las actividades o las condiciones ideales para que surja la felicidad y llene ese profundo anhelo de todos. Buscamos afuera lo que sólo se puede encontrar en el interior.

No hay finales felices, hay personas felices que llegan al final.
No hay parejas felices, hay personas felices que viven en pareja.
No hay familias felices, hay personas felices que construyen una familia.

El gran deseo de todas las personas medianamente sensatas es encontrar la felicidad, y la única manera de lograrlo es trabajar con inspiración, determinación y propósito en obtener equilibrio interior y paz personal, para compartirlo con aquellos que también trabajan en ser quienes verdaderamente son.

En conclusión, la felicidad no se alcanza con otros, la felicidad se logra en el interior y se irradia a los demás.

Alfonso Rocha

2017-10-01T05:30:55+00:00